Cuestión de prioridades

En este año atípico, con la prueba olímpica en Londres, los cuatro mejores manejan sus calendarios para dosificar los esfuerzos y llegar cada uno a sus grandes objetivos particulares en la mejor forma posible. Los equipos y los entornos de los jugadores se vuelcan ahora en esos pequeños detalles. Una lesión en abril o mayo, cercanos a Roland Garros, Wimbledon y los Juegos, cortaría una serie de ilusiones a los máximos favoritos para ganarlo todo.

Por un lado están Nadal y Djokovic. Para el español este tramo de la temporada en tierra es más prioritario que para ningún otro, el terreno donde logra mejores resultados. Montecarlo marca para él un antes y un después en muchos aspectos, y en anteriores ocasiones le dio un plus de confianza. Un buen desempeño en arcilla le permitiría reforzar esa posición como el mejor de la historia sobre esa superficie y también afrontar con confianza el resto del año, pero muy especialmente las citas posteriores sobre hierba.

Para Djokovic, el éxito en Montecarlo le ayudaría a mantener la supremacía del 2011 en el ránking. Para terminar el año como número uno se necesita una regularidad sobre todas las superficies.

Diferente resulta para Federer y Murray la gira que ahora se inicia. De forma más cerebral actúa el suizo, que evita Montecarlo y retrasa al 7 de mayo su estreno en tierra para controlar esfuerzos y llegar bien a Wimbledon y los Juegos. Su calendario resulta en esta superficie más defensivo, para evitar el desgaste que conllevan esta clase de torneos. El escocés supone una incógnita y su reto radica en las dos citas en suelo británico. Todavía se espera que dé el salto que le permita ganar cualquiera de los cuatro torneos del Grand Slam. La incógnita se mantiene sobre si dará ese paso adelante y lo hará en los próximos meses.

La gira de tierra de primavera marca esa línea entre los cuatro primeros. ¿Y al margen de ellos? Sucede como en los últimos años. Falta saber si Del Potro pelea con los mejores, o si se mantiene en un segundo nivel, lo más probable en tierra.

Luego, debemos aguardar la confirmación de jugadores como Isner y Mónaco, finalistas en Houston, por si le dan continuidad a ese salto en Europa. Y también esperamos que aparezca algún nuevo talento que en un futuro no muy lejano pueda estar al nivel de los de arriba. Entre los 19 y los 24 años no se aprecian relevos con entidad para desafiar a los mejores. Los candidatos en los próximos torneos son los Tomic, Raonic, Dimitrov, Harrison…

No Replies to "Cuestión de prioridades"