La jugada de Tito Vázquez

Estamos ante una de las mejores finales posibles. Aunque España es favorita por muchos motivos, por su equipo, por cómo gestiona la presión, por el buen ambiente en el vestuario y por la experiencia en la Davis bajo presión, tanto en casa como fuera, de todos sus integrantes. Resulta difícil encontrar tantos argumentos en un país, pues conocemos tenistas de primerísima línea que soportan la tensión y luego fallan en la Davis.

Argentina también tiene un equipazo, pero al mismo tiempo la urgencia de no tener una Davis pese a su enorme tradición y grandes jugadores -como España hasta el 2000-. Sin embargo, la presión la sintió en el 2008 en una situación ideal en Mar del Plata. Aquel fracaso le hará encarar la final de forma distinta. Cierto que no hay feeling entre Nalbandian y Del Potro, algo que siempre afecta en la convivencia, pero los argentinos siempre se dejan la vida representando a su país.

En todo caso, Del Potro es un talento capaz de ganarle a cualquiera en cualquier superficie, y Nalbandian, pese a sus lesiones, mantiene unas cualidades excepcionales.

La final empieza con una jugada por parte de Tito Vázquez, al elegir a Pico Mónaco para el individual contra Nadal, y reservar a Nalbandian. Me parece una decisión inteligente. David contra Rafa lo tiene peor en tierra que en ninguna otra superficie, y en su lugar entra un jugador sin nada que perder, pero con la opción de convertirse en un héroe.

Con esta elección, Nalbandian jugará fresco el doble y podría repetir el domingo, pero ya contra Ferrer. Las cuentas de Argentina pasan por ganar un punto el viernes, hacerse con el doble y buscar el tercero en cualquiera de los individuales abiertos del domingo (Nadal-Del Potro y Ferrer-Nalbandian).

¿Y el doble? Nalbandian actuará con Schwank, un jugador sin una gran movilidad, pero doblista con continuidad. Formarán una pareja competitiva. Feliciano y Verdasco no están bien, pero en la Davis han hecho las mejores actuaciones de su carrera.

Feliciano lo decía estos días. Le encanta el protagonismo de la Davis, ser centro de atención y soportar esa presión. Como bien comentó Tito Vázquez, la eliminatoria está tanto para un 4-1 como para un 1-4. Apasionante.

No Replies to "La jugada de Tito Vázquez"