RAFA Y RICHARD, EL ENTORNO Y LA FORMACIÓN

NADAL-GASQUET: LA IMPORTANCIA DEL ENTORNO Y LA FORMACIÓN

Son dos niños prodigio en su especialidad. Desde muy pequeños, ambos destacaron en el mundo del tenis consiguiendo llamar la atención de los entendidos. Hasta los 13 años no se enfrentaron: Fue en Tarbes, en Le Petit As, un campeonato para jóvenes de fama mundial. Venció Gasquet, favorito en los pronósticos que lo situaban en la línea de Federer. Un jugador dotado de un excepcional talento y en la que los aficionados franceses pusieron todas sus esperanzas de tener un nº1, de que tras Noah, un francés se impusiese en Roland Garros. Richard lo consiguió en la categoría junior en 2002, al igual que lo hizo en Wimbledon ese mismo año, mientras Rafa ya alternaba las pruebas juveniles con torneos Futures y Challengers del circuito profesional. Estos son los antecedentes, porque a partir de ahí, la extraordinaria carrera profesional de Rafa, fue una losa demasiado pesada para Gasquet, que veía minimizados sus resultados al compararlos con los del de Manacor.

Por qué ese cambio de junior a profesional que catapulta a uno a la cima y frena la ascensión esperada del otro. En mi opinión hay dos factores decisivos: el entorno, y la formación de cada uno.

Rafa, contó desde el principio, con un entorno idílico, estable, cercano, sin presión exterior ni de los medios ni de un público acostumbrado a contar de forma continuada con jugadores en la élite. Formado desde el principio con independencia, sin el agobio de una federación detrás, con el objetivo de convertirse en un gran jugador. Creció en un ambiente de disciplina, determinación, exigencia física máxima unido a una planificación cuidadosa y la a configuración de un equipo cohesionado, uniforme, en el que cada uno juega el papel que le corresponde, siempre con Toni dirigiendo y con el inestimable apoyo de su padre y el resto de la familia.

Por el contrario Richard, ensalzado desde chiquitín por su enorme talento, creció en un ambiente en el que su meta principal era responder con victorias a las expectativas creadas a su alrededor. En su etapa de cadete hasta el 2002, cumplió el guión, pero a partir del año siguiente, cuando comenzó la imparable carrera profesional de Rafa, la presión del público y los medios franceses hicieron mella en un chaval, dotado con un gran talento, pero que comprobaba un torneo si, y otro también, que con solo el talento no bastaba. Obsesionado en buscar la perfección, el no conseguirla le frustraba. El mal manejo de la presión le producían ansiedad e inseguridad. Su preparación no había sido cuidada para dotarle de la disciplina, y la dureza mental necesarias para competir a alto nivel profesional, y comenzaron las dudas, y el pasar por distintos consejeros, justo lo contrario de la trayectoria del mallorquín.

Las consecuencias son ya conocidas. Frente a la portentosa trayectoria de Rafa, basada en una constante superación, en la que la fortaleza mental, la eficacia de sus golpes, la eficiencia de su juego le han llevado a la cima, el camino del francés por el circuito profesional no es desdeñable, con 9 títulos, dos semifinales en un Grand Slam y alcanzar la 7º plaza del ranking mundial, pero tremendamente lejos de los pronósticos que con su talento de niño le señalaban en seguir la misma estela de Roger Federer.

Ahora les toca enfrentarse nuevamente. Y una vez mas el favorito vuelve a ser Rafa Nadal. Y eso a pesar que Gasquet está jugando uno de los mejores torneos de su vida, consiguiendo dos victorias trabajadas en cinco sets, frente a Raonic y Ferrer, y demostrando una gran mejora en su resistencia física y en su fortaleza mental, y jugando un tenis más agresivo, tanto por su colocación, mas avanzada, como por sus subidas a la red. Pero es que enfrente va a tener al mejor Rafa Nadal que se ha visto nunca en pista dura. Parecido al de su victoria hace dos años en este torneo, pero mejorado. Con una confianza total en todo su juego. Con un saque poderoso y sobre todo efectivo. Con un tenis agresivo y sin fisuras. Con un físico por primera vez en mucho tiempo sin limitaciones. Rafa está que se sale, y Richard me da la sensación, que no va a tener muchas opciones de alcanzar su primera final de Grand Slam. Si acaso admirar de cerca al jugador que alcanzó el lugar de leyenda que los aficionados franceses soñaban para él.

Escrito por Fernando Rey Tapias y publicado en la Voz de Galicia el 7 de septiembre de 2013 

No Replies to "RAFA Y RICHARD, EL ENTORNO Y LA FORMACIÓN"